IAN-R1: el reactor nuclear colombiano

Aunque suene a chiste, en Colombia existe un reactor nuclear hace más de medio siglo, el IAN-R1.

Fue el presidente Guillermo León Valencia quien lo recibió en 1965 como donación de Estados Unidos, en el marco del programa Átomos para la Paz.

Cuando llegó a Colombia, el periódico “El Espacio” dijo que se trataba de una bomba atómica.

Sé ‘apagó’ en 1997 y se reactivó en 2005 bajo el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

Funciona a la vista de todos los bogotanos, que transitan cerca de él, sin siquiera saber su nombre o percatarse de su existencia.

Te puede Interesar: Kyshtym: la tragedia antes de Chernobyl

Ubicado en la Universidad Nacional, en la sede CAN de Servicio Geológico Colombiano INGEOMINAS, en la Carrera 50 #  26 – 00, bloque F.

Ha sido usado principalmente para examinar la calidad y cantidad de recursos biológicos como el petróleo, el oro y el carbón en Colombia.

Éste también se ha usado en la farmacéutica, para la identificación de la disfunción de la tiroides, en la ingeniería para detección de fugas en las represas hidroeléctricas.

Debido a su «Inactividad» se quiso desmantelar en 1997, no fue posible hacerlo.

La descontaminación del área y clausura definitiva forzaron a ponerlo nuevamente en funcionamiento.

En ese año el Gobierno clausuró el Instituto de Ciencias Nucleares y Energías Alternativas que lo operaba.

Quizás allí pensaron que era bajar un switch ya.

Diseño del IAN-R1

El reactor colombiano no es un reactor común. El TRIGA es un reactor de tipo estanque diseñado para fines científicos, pedagógicos y análisis de pruebas no destructivas y producción de isótopos.

Reactor colombiano IAN-R1
Reactor colombiano IAN-R1.
Foto: El Espectador

Está hecho de acero al carbón y recubierto con pintura anticorrosiva, está lleno de agua supertransparente en condiciones especiales, que deja ver en el fondo hileras de barras de uranio, sí, uranio.

Al estar dentro de la ciudad, puede llegar a causar mayor preocupación aún más después de la conocida historia de Chernobyl y Fukushima.

Te puede interesar: Los vehículos radioactivos abandonados de Chernobyl

Respecto a esto, Jaime Sandoval quien ha estado al frente del mismo, afirma que es un sistema ‘altamente sensible‘ y en caso de sismo se apaga automáticamente.

Así mismo, que reactores como Fukushima o el mismo Chernobyl, tenían la función de planta energética, en Colombia únicamente se ha utilizado para fines íntimamente ligados a la investigación

En su momento, Jaime Sandoval, expresó al Espectador en 2015, que espera para el 2025 el país opte por mejorar este reactor para que sea fuente de electricidad, y lo use para solucionar el problema energético que hay en el país.

Energía nuclear en Colombia

El reactor colombianos generó una polémica en 1994 cuando Jaime Ahumada, en ese entonces director del Instituto de Ciencias Nucleares y Energías Alternativas (INEA) expresó:

«Desde 1981 se ha venido discutiendo en el país la posibilidad de construir una planta nuclear para generar electricidad»

Su planteamiento lo apalancó con el apagón que sufrió Colombia en 1992.

Una planta nuclear en Colombia representaría más de un problema jurídico porque la Constitución Política de 1991 establece:

«Es prohibido transportar o almacenar material radioactivo en el territorio nacional»

A la fecha el reactor colombiano continúa «funcionando», a baja marcha, como ya lo mencionamos, apagarlo valdría 7 veces más que tenerlo en funcionamiento.

El pasado 22 de Marzo se llevó acabo una mesa de trabajo sobre Aplicaciones de la Tecnología Nuclear al estudio del Patrimonio Cultural y Geológico / Paleontológico con visita al reactor nuclear colombiano.

 1,244 total views,  1 views today

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías
Meta